A esta tia le encanta que le aten las manos mientras se la follan bien duro. También le ponen una pelota en la boca para que no grite, una gran humillación.